Archive for the ‘Autónomos y Pymes’ Category

Como puedes acortar tu jornada de trabajo sin reducir tu productividad

18 julio, 2011

A estas alturas, seguro que ya te has dado cuenta de que hacer la misma tarea puede llevarte 45 minutos o 5 días, dependiendo del plazo de entrega. Y de que puedes producir lo mismo en 5 horas que en 10, según cómo organices tu trabajo.

Esto es, precisamente, lo que te proponemos hoy: si eres capaz de marcarte un plazo límite para cada tarea que realizas, puedes acabar acortando la duración de tu jornada de trabajo, sin que por ello la producción se vea afectada.

¿Cómo es esto posible?

Básicamente, porque las fechas de entrega tienen un poderoso efecto psicológico sobre nuestra motivación y nuestra capacidad de trabajo:

1. La presión de una fecha de entrega nos ayuda a concentrarnos en lo esencial, en lo que es verdaderamente importante para el proyecto, y evita que nos perdamos en detalles sin importancia. De esta forma, los plazos límite nos ayudan a ser mucho más eficientes

2. Los plazos límite nos ayudan a evitar las distracciones. Como habrás podido comprobar, cuando estás cerca de una fecha de entrega no suelen entrarte ganas de ver la televisión, o de consultar el Facebook. Y al contrario: cuando no tenemos un plazo límite, cualquier pequeño detalle es una buena excusa para distraerse.

3. Como muchas otras situaciones de tensión, los plazos nos ayudan a generar adrenalina, y esa adrenalina estimula nuestro sistema nervioso; nos motiva, nos activa y nos da energía para completar el trabajo

4. Cuando disponemos de “mucho tiempo”, solemos dar vueltas y más vueltas a lo mismo en busca de una perfección que, en realidad, nunca llega. Eso hace que desperdiciemos mucho tiempo, y nos empuja a demorarnos una eternidad antes de dar algo por terminado. Con los plazos límite, ese “afán de perfeccionismo” que tanto ralentiza nuestro trabajo simplemente desaparece.

5. Si concentras tu trabajo, siempre estás más fresco para crear y para innovar. A partir de un cierto número de horas, el trabajo se hace cada vez más lento y más pesado; y el agotamiento y el aburrimiento acaban por trasladarse a nuestra productividad. En cambio, si aprovechas bien el tiempo, puedes acabar el trabajo mucho antes. De esta forma, tu cuerpo y tu mente siguen despiertos para abordar y desarrollar nuevas ideas que exigen más ingenio y creatividad.

Cómo acortar tu jornada de trabajo

Asigna un plazo límite para cada tarea. Normalmente asignamos plazos de entrega a los proyectos. Pero un proyecto puede durar varias semanas, e incluso meses, y esos plazos no son suficientes para mantener la tensión y el control sobre nuestro trabajo. Por eso es necesario partir el proyecto en tareas más pequeñas, y asignar un plazo límite de entrega a cada una de esas tareas. Es importante distinguir entre las entregas públicas –las que te comprometes a realizar con el cliente- y las privadas –las que te impones a ti mismo para avanzar con mayor rapidez.

Consigue que tus plazos de entrega sean realistas pero, al mismo tiempo, ambiciosos. No tiene ningún sentido marcarse un plazo que resulta imposible de cumplir. Pero, por otro lado, establecer una fecha límite demasiado holgada hace que nos quedemos sin motivación, y nos invita a relajarnos. Hay que buscar una buena síntesis: un plazo que nos exija y nos motive, que nos ayude a mantener la tensión, pero que resulte realista.

Identifica las tareas esenciales. Si quieres trabajar a buen ritmo, es esencial que aprendas a distinguir aquellas tareas que resultan esenciales, y que deben ser realizadas primero, de aquellas otras accesorias, que pueden ser dejadas para un poco más adelante, o incluso obviadas en caso de urgencia.

Trabajar a buen ritmo tiene premio. Piensa siempre que si consigues realizar el trabajo en menos horas podrás disponer de tiempo para hacer lo que más te gusta: estar con la familia, ver a tus amigos, ir al cine, hacer deporte, etc.

Cumple los plazos que te has marcado, pero sé flexible. Es evidente que los plazos de entrega solo funcionan si los cumples. Pero, al mismo tiempo, siempre necesitas un poco de flexibilidad para hacer frente a los imprevistos. No te quedes estancado. Si es necesario, reajusta tus plazos y sigue adelante.

Fuente: Blog del Freelance

¿Estás en paro? 5 COSAS que puedes hacer hoy y que te pueden ayudar

13 julio, 2011

1. Aprende un idioma

En Internet tienes muchas facilidades para mejorar tu inglés o aprender otro idioma que complemente. Busuu tiene cursos y ejercicios gratis, y puedes practicar con otros usuarios. Hay diccionarios online, puedes leer la prensa en el idioma que quieras aprender, descargarte películas y series… Si dedicas 3 o 4 horas al día a aprender alemán (por ejemplo), en 6 meses debes ser capaz de entender un texto sencillo y mantener conversaciones sobre temas cotidianos.

2. Colabora con una ONG

Elige una ONG con la que te puedas sentir a gusto y ofrécete a colaborar con ella. No un ratillo a la semana. 8 horas al día, 5 días a la semana. ¿Tienes otra cosa mejor que hacer? Colaborando con la ONG te sientes útil, conoces gente, evitas que en tu curriculum haya huecos y hasta es posible que consigas trabajo, en la propia ONG cuando haya un hueco o a través de otros colaboradores.

3. Escribe un blog

¿Sabes en qué te gustaría trabajar? Abre un blog sobre ese tema ahora mismo. Si quieres que sea lo más simple posible usa wordpress.com. Más adelante podrás reservar tu propio dominio y alojarlo en un servidor de pago, pero de momento empezar te cuesta un minuto y cero euros. Escribe hoy 8 entradas. Y mañana otras 8. Y pasado mañana igual. Establece relaciones con otros bloggers del sector, mueve tus entradas en Twitter y Facebook. Después de unos meses en los que dediques 8 horas al blog, habrá aumentado tu percepción como experto en tu campo y por tanto tus posibilidades de encontrar trabajo en él.

4. Aprende a programar en Ruby on Rails

Ruby on Rails es uno de los entornos de programación más usados para aplicaciones web. Es el que usan, por ejemplo, Groupon o Twitter. Si sabes programar en Ruby on Rails, tienes trabajo. Y aunque no hayas programado en tu vida, a poco espabilado que seas puedes aprender a programar en Ruby decentemente en unos meses, si le dedicas 8 horas al día. El entorno es gratuito, hay infinidad de tutoriales y documentación gratuita, foros en los que te pueden ayudar, código de ejemplo, etc.

5. Vende algo en eBay

Revisa todos los trastos que tienes en casa y pon a la venta cualquier cosa que te sobre. Mejor, pon cuatro o cinco cosas a la venta. Ganarás algún dinero, pero sobre todo aprenderás cómo funciona el comercio electrónico. Sigue practicando, aprende a promocionar tus productos, y si ves que hay algún tipo de mercancía que tiene éxito puedes incluso comprar más. Aparte de ganar un dinerillo que no te vendrá mal, puede ser la base para abrir tu propia tienda de comercio electrónico.

Ahora, puedes empezar a razonar por qué ninguna de estas cosas funcionaría en tu caso. Puedes explicar que simplemente no hay trabajo y que los empresarios son unos explotadores y que nos gobiernan una panda de inútiles y que solo consigue trabajo quien tiene un enchufe y que no se puede hacer nada y que…

En lugar de eso, piensa: ¿qué hiciste ayer por mejorar tu situación? ¿qué vas a hacer hoy?

Fuente: desencadenado

Maximiza tu perfil de Twitter para encontrar clientes

5 julio, 2011

Las redes sociales cada vez ocupan una parte más importante de nuestra vida, tanto en el plano profesional como en el personal, por lo que el halo de misterio que hace no mucho presentaba para los usuarios va desapareciendo paulatinamente, lo cual es un buen síntoma.

En el caso de Twitter muchos autónomos y microempresas llevan tiempo utilizándolo para sus contactos personales y ahora empiezan a planteárselo para incorporarlo en el plano profesional. Como el escenario es distinto el enfoque ha de modificarse ligeramente y es conveniente tener en cuenta unos criterios para maximizar su utilización.

Por un lado, hay que optimizar la biografía y los tweets con palabras claves. La razón de esto es que buscadores como Google y Bing obtienen el contenido social de lo que se publica, por lo que si el perfil está actualizado con las palabras claves más importantes, se incrementa la visibilidad en los resultados.

Compartir contenidos interesantes ayuda a ganar seguidores, al igual que compartir ideas, dar consejos o invitar a la reflexión son acciones muy recomendables. Una de las tentaciones que hay que evitar es hablar de uno mismo, por lo menos en exceso.

En relación con lo anterior, hay que ser seguidor de otros usuarios, ya que no deja de ser una cadena para obtener seguidores es necesario seguir a otros, entre otras cosas porque se manifiesta que eres un participante activo.

Utilizar hashtag. Es una forma de obtener nuevos seguidores, publicar algo que tenga relevancia en ese momento y sea una tendencia. Muchas personas los siguen y si se demuestra ser interesante, se abre la oportunidad de obtener algunos followers más.

Controlar la cantidad de caracteres del nombre en Twitter y cuando se hace una publicación, asegurarse dejar esa misma cantidad en blanco, junto a otros cuatro espacios para la mención (RT @…..), de este modo se permite retweets de cada actualización y así se llega a todos los followers de quién te ha mencionado.

Por último, no hay que pasar por alto utilizar una herramienta para publicar en múltiples redes sociales. Un par de ellas muy recomendables son Hootsuite Ping.fm , pero existen muchas otras que ayudarán a optimizar el tiempo.

En Pymes y Autónomos

10 Puntos clave para hacerte visible, promocionarte, y conseguir clientes

20 abril, 2011

Si eres un profesional o freelance debes saber que para conseguir clientes es fundamental ser visible. Sobre todo para los que estén iniciando su carrera como proveedor de servicios y que no hayan tenido la oportunidad de desarrollar una red de clientes.

Desde Fixalo queremos comunicarte estos 10 puntos clave para darte a conocer:

1. Crear un blog

Es muy importante y aunque requiere un poco de esfuerzo, es gratuito. Aprovecha los conocimientos especializados que tienes sobre tu área de actividad profesional y empieza a publicar artículos. Existen proveedores gratuitos como wordpress.com o blogger.com

Si consigues alimentar tu blog con buenos contenidos, podrás llegar a mucha gente. Una vez que hayas adquirido cierta difusión y prestigio en la comunidad, serán lo clientes los que se acerquen a ti.

2. Escribe como invitado en otro blog

Si no quieres hacer tu propio blog deberías publicar de vez en cuando, posts para revistas o webs que gozan de una buena difusión, o al menos de un cierto reconocimiento.

Participar en un blog como “invitado” tiene, además, una ventaja adicional: no exige tanto esfuerzo y tanta regularidad como alimentar tu propio blog.

Al inicio, para que seleccionen tu post necesitarás un cierto reconocimiento en tu área de actividad; y si no, tendrás que presentar un post que, por sí mismo, avale tus méritos y tus conocimientos.

3. Haz una presentación

Siempre ten una presentación comercial de tus servicios o productos. Recuerda que si tienes cualquier oportunidad para hablar delante de un grupo e profesionales, o de posibles clientes, aprovéchala.

Si lo haces bien, y la gente percibe que sabes de lo que hablas y que eres un profesional solvente, es muy posible que contacten contigo para contratar tus servicios.

4. Participa en las redes sociales

Hoy en día muchas empresas disponen de cuentas en redes sociales como Facebook o Twitter con el objetivo de crear una pequeña red conocer a gente interesante para tu actividad.

No te pierdas en los detalles personales. Recuerda que tus objetivos, la esencia de tu participación en estas redes sociales, son y deben ser siempre de naturaleza profesional.

5. Entrevistas para portales o blogs

Si alguien te propone realizar una entrevista para un blog, una revista o un periódico, acepta. Puede ser una excelente oportunidad para llevar tu conocimiento a una audiencia más amplia y, por qué no, para dar a conocer tu actividad.

Cuando llegue el momento de responder las preguntas, sé respetuoso: no te preguntan para que te vendas a ti mismo, sino para que aportes información de interés a los lectores/espectadores.

6. Seminarios online, o crear un “podcast”

Hoy en día es relativamente fácil generar vídeos y podcasts con tus intervenciones y podrás difundirlos en la red. Sobre todo si has hecho seminarios o entrevistas.

La clave, como siempre, está en la calidad de tus conocimientos, y en tu capacidad para exponerlos de manera ordenada y atractiva. Si tus cursos y presentaciones son útiles para otros profesionales, pronto te convertirás en una referencia, y los clientes potenciales oirán hablar de ti. Es muy importante generar contenido útil para el oyente y no para ti.

7. Entra en un grupo profesional

El grupo puede ser offline u online, como tú prefieras. La idea es que puedas intercambiar opiniones y conocimiento con otros profesionales. De esta manera tendrás la oportunidad de establecer contactos. Hay redes sociales que permiten este tipo de grupos como linkedin.

Conocerás a otros profesionales, y ellos te conocerán a ti. Es importante que se hable de ti y tus trabajos.

8. Apúntate a un curso (mejor si es presencial)

Las clases, especialmente si son presenciales, no solo te ayudan a actualizar tus conocimientos, sino que además te permiten conocer a mucha otra gente con intereses similares a los tuyos. Se trata, por tanto de una excelente fuente de contactos profesionales.

9. Escribe un libro

Es verdad que escribir un libro son palabras mayores. Pero si ya has adquirido la destreza y la disciplina necesarias para escribir posts con regularidad, no tiene por qué resultarte tan difícil.

  • Lo primero de todo es tener algo interesante que contar. Para eso hay que saber lo suficiente, o al menos tienes que estar dispuesto a investigar con cierto rigor hasta llegar a saberlo.
  • Después se trata de que aclares tus ideas, y de que seas capaz de organizar bien tus conocimientos.
  • Crea un índice y luego desarrolla los temas. Seguramente podrás aprovechar gran parte de lo que has ido publicando en tu blog.

Gracias a Internet, la distribución no es un problema, siempre que tu principal objetivo no sea ganar dinero. Si el libro es realmente interesante, llegarás a mucha gente y, por decirlo de alguna manera, darás un paso adelante en tu consideración como profesional. Quién sabe, si el libro tiene mucho éxito tal vez hayas encontrado otra fuente de ingresos!

10. Participa con comentarios de calidad

Todo lo que haces deja huella, mucho más si lo haces online. Un buen comentario puede completar extraordinariamente bien la información de un post. Tanto es así que la gente que hace comentarios de calidad también es reconocida y valorada.

Intenta ser riguroso y respetuoso con el autor y, desde luego, no busques la autopromoción directa, sino aportar  información que amplíe, mejore o complete los contenidos del post original. El autor lo agradecerá, y los lectores también.

Post original: 10 Ways to Get Your Name in Front of Prospective Clients

Consejos para detectar a un cliente difícil ANTES de firmar un contrato

7 abril, 2011

¿Alguna vez os ha pasado, que firmais un contrato con un cliente y por varios motivos os dais cuenta que nunca deberíais haber firmado ese contrato?

En Fixalo siempre intentamos que haya la mejor comunicación entre clientes y proveedores aunque siempre hay clientes que pueden convertirse en una pesadilla por muchos motivos: porque no respetan tu trabajo, porque discuten cada uno de los pasos que das en el proyecto, porque te persiguen todo el tiempo, porque no colaboran, porque no hacen más que generarte problemas y, sobre todo, porque se niegan a pagar.

La clave está en detectar a este tipo de clientes desde el principio -si puede ser desde la primera reunión- porque una vez que te hayas embarcado en el proyecto todo se pone más complicado.

Signos negativos fáciles de detectar

Permanece muy atento si el cliente hace cualquiera de estas cosas:

– Discute o intenta cambiar las condiciones del contrato.

– Te pregunta si estarás disponible los fines de semana, por si se produce alguna emergencia.

– Te explica que los últimos cinco ó seis profesionales que contrató no estaban a la altura, y habla mal de ellos.

– Necesita el proyecto “para ayer”, y quiere empezar cuanto antes, pero no está seguro de lo que quiere.

– Tarda varios días, o incluso una semana, en responder a los correos electrónicos que le envías.

– Dice que no tiene mucho dinero ahora, pero que este proyecto es una oportunidad para “aterrizar” en la empresa, y que luego vendrán muchos otros de mayor presupuesto.

– No quiere firmar ningún contrato.

– Se niega a pagar una parte por adelantado.

Si has detectado alguno -o varios- de estos síntomas, deberías plantearte la posibilidad de renunciar a ese cliente, porque puede generarte muchos inconvenientes y prácticamente ningún beneficio.

¿Merece la pena realizar este proyecto?

En determinadas circunstancias, incluso un proyecto difícil puede merecer la pena. Estas son algunas de las preguntas que puedes hacerte para decidir si te conviene seguir adelante o no:

– ¿Realizar ese proyecto hará que mejore tu experiencia profesional y tu portfolio de manera significativa, bien porque se trata de un gran cliente, o porque se realiza utilizando una tecnología nueva?

– ¿El proyecto es creativo, divertido, interesante, o tiene que ver con alguna área de de conocimiento en la que quieres sumergirte?

– ¿Van a pagarte tu tarifa más alta, y en las condiciones que tú has fijado?

– Si ya trabajaste con ese cliente, ¿te pagó a tiempo en las anteriores ocasiones?

– ¿Es una posible fuente de trabajo (por ejemplo, es una agencia, o alguien con buenos contactos que puede proporcionarte otros proyectos en el futuro)?

– ¿Darán una buena opinión sobre tu trabajo y te recomendarán a otros clientes potenciales?

– ¿Tienes alguna buena referencia -fiable- sobre el cliente?

– ¿El proyecto es para una “buena causa”, o para una organización a la que quieres prestar tu apoyo?

Analiza los pros y los contras, busca un equilibrio entre tus intereses personales y profesionales, y decide asumiendo las consecuencias.

Gestionar a un cliente complicado

Si, a pesar de todos los inconvenientes, has decidido seguir adelante con el proyecto, hay algunas cosas sencillas que puedes hacer para gestionar a un cliente complicado.

– Pide al cliente que firme un contrato. Detalla el trabajo que vas a realizar y lo que el cliente tiene que proporcionarte.

– Explica al cliente de manera clara cómo vas a gestionar las nuevas tareas que éste solicite a medida que avanza el proyecto, es decir, aquellas tareas que no están contempladas en el alcance inicial: las vas a rechazar, las vas a cobrar, van a impactar en el plazo de entrega, etc.

– Explicita los términos de pago en el contrato con exactitud: fija un plazo límite para el pago final, cuando el proyecto está concluido. Incluso puedes considerar la posibilidad de introducir una penalización por el retraso.

– Detalla, también, quién es el propietario del material que produzcas como resultado de tu trabajo, y en qué condiciones. Así evitarás problemas.

– Crea una hoja de ruta, con las fechas de los diferentes entregables y las fechas de los pagos, para que puedas mantener el proyecto bajo control.

– Facilita al cliente tus horarios de trabajo habituales -especialmente si os encontráis en diferentes franjas horarias- para que sepa cuándo estás operativo, y no abuse de tu tiempo.

– Si solo aceptas peticiones de trabajo por escrito -las palabras se las lleva el viento- recoge esta exigencia en el contrato

– Solicita un pago por adelantado antes de comenzar el trabajo. De esta forma, el cliente se sentirá mucho más involucrado con el desarrollo del proyecto.

Recuerda siempre que si realizas un análisis sereno y objetivo de las ventajas e inconvenientes de aceptar cada proyecto, puedes ahorrarte un montón de horas de trabajo inútil, y un montón de dolores de cabeza.

Fuente: How to Spot Difficult Clients BEFORE Signing a Contract

Como buscar y seleccionar a personal de servicios domésticos

18 febrero, 2011

Seleccionar al personal doméstico de tu hogar u oficina no es una tarea fácil de realizar. En estos momentos hay una gran oferta de trabajadores y para acertar en tu decisión es necesario tener un proceso de selección. En Fixalo te queremos ayudar en esta tarea:

– Hay que tener claro lo que estamos buscando, sobre todo en que tareas necesitamos mayoritariamente ayuda. Por ejemplo las tareas del hogar más comunes son limpieza, cuidado de ancianos, cuidado de niños o la unión de varias de estas.

Es clave tenerlo claro ya que en el mercado podemos encontrar trabajadores especializados en tareas determinadas y otros trabajadores más polivalentes que nos solucionen todas las tareas del hogar.

A veces puede resultar muy útil redactar una lista con las tareas para las que necesitamos ayuda:

  • Si hablamos de tareas del hogar: Limpieza, plancha, colada, limpiar cristales, compra, cocina,..
  • Si hablamos de cuidado de ancianos: Que tipo de asistencia necesita, es válido o no válido, requiere algún tipo de movilización especial, solo compañía,..
  • Si hablamos de cuidado de niños: Acompañar a la escuela ¿requiere coche?, comidas, baño, apoyo en el estudio, algún tipo de atención especializada,.

Una vez que hayamos determinado que tipo de trabajador buscamos y el tipo de trabajo que tendrá que realizar  podemos comenzar la búsqueda.

Esta tarea puede parecer complicada pero en realidad no lo es. En Fixalo te ayudamos a encontrar personal de servicios para el hogar de un modo rápido y sencillo. Solo debes publicar una solicitud de manera gratuita, especificando lo que necesitas y nosotros nos encargamos de que recibas varias ofertas de personal cualificado.

Una vez recibes las ofertas, eliges al proveedor que más se ajuste a tus necesidades y os intercambiais datos de contacto! ¿Fácil no? Cuentanos tu experiencia!

Calendario del contribuyente 2011 y Novedades

14 enero, 2011

Ya tenéis a vuestra disposición el calendario del contribuyente que ha publicado la Agencia Tributaria para el 2011.

Se puede descargar directamente desde la web de la Agencia Tributaria.

Este calendario es muy útil ya que en él aparecen todas las fechas importantes para cualquier tipo de contribuyente. Yo aconsejaría descargarlo y tenerlo siempre a mano ya que es muy útil para a cualquier autónomo.

Nos ofrecen toda la información sobre que modelos se pueden presentar de forma telemática y cuáles no, y a la vez, a este calendario le acompañan algunas novedades significativas que debemos tener en cuenta para la pequeña empresa son las siguientes:

  • Las SA y SL están obligadas a presentar por Internet los modelos de autoliquidaciones 038, 110, 115, 117, 123, 124, 126, 128, 200, 202, (220 y 222 para SA y SL dominantes en Régimen de consolidación fiscal), 303 y los modelos de declaración resumen anual o informativas 180, 182, 187, 188, 190, 193, 194, 195, 196, 198, 199, 296, 345, 346, 347, 349 y 390, sin perjuicio de la posibilidad de presentarlos por teleproceso o en soporte, según el número de registros.
  • Se presentan por vez primera del 1 a 31 de marzo, los modelos 170 “Declaración informativa anual de operaciones realizadas por empresarios o profesionales adheridos al sistema de gestión de cobros, a través de tarjetas de crédito o débito” y 171 “Declaración informativa anual de imposiciones, disposiciones de fondos y de los cobros de cualquier documento”.
  • Se presenta por vez primera durante el mes de febrero, el modelo 159 “Declaración anual de consumo de energía eléctrica”.

En el podemos ver todas las actividades del año. Por ejemplo, este mes de enero tenemos pago de retenciones, pago de cuota de autónomos, pago de IVA, IRPF y declaraciones informativas hasta el 20 de enero.

Además, con este calendario, vas a estar al día sobre todos los eventos interesantes para tu negocio que se vayan a celebrar, a parte de las fechas importantes de temas administrativos.

Por ejemplo, en este mes de enero va a tener lugar la feria de turismo (FITUR), sector muy importante para la economía española y en la que tantos autónomos estamos vinculados.

¡Desde Fixalo.es esperamos que os sea útil!

Errores comunes de autónomos: algunos consejos para trabajar mejor

29 noviembre, 2010

Empezar a trabajar como autónomo tiene sus ventajas e inconvenientes. Por un lado la tan deseada “libertad profesional” y las ganas de gestionar tu propia actividad. Por otro lado, la inseguridad económica (por lo menos inicialmente), las dificultades administrativas y organizativas (como hacer bien las facturas?, que tipo de contratos tengo que utilizar?, en cuantos proyectos puedo trabajar contemporáneamente? Etc.)

En realidad, a parte de las dificultades iniciales, ser autónomo ofrece más oportunidades que inconvenientes, siempre y cuando sepamos reaccionar debidamente a los obstáculos y problemas que se van presentando, y evitemos así los errores típicos del que trabaja en plena libertad.

Pero de que errores estamos hablando? Aquí los tenéis:

Tomarse el trabajo “a la ligera”

El paso de dependiente a trabajador por cuenta ajena es siempre muy entusiasmante y el primer error que podemos hacer, incluso inconscientemente, es tomarse el trabajo a lo cómodo: “ya no hay que despertarse a las siete, finalmente una buena pausa para comer, o tal vez un descanso después de la comida”. Todo esto nos conduce a acumular trabajo y al final no cumplir plazos.

Ser autónomo no quiere decir no tener jefe, sino ser tu propio jefe. Mi consejo es que desde el principio te pongas reglas y horarios que hay que respetar. Es indispensable que elimines las distracciones: skype, redes sociales, correo electrónico. También debes comprar una agenda donde puedas organizar tu día y gestionar tus prioridades. Y finalmente deja para el final las tareas más fáciles.

No concederse tiempo:

No merece la pena destrozarse a uno mismo con horas y horas de trabajo. A veces hay que tomarse un descanso, un café o ver la televisión 20 minutos para relajarse y tranquilizarse.

Aceptar todos los trabajos que se nos ofrecen:

Muchas veces me llama la atención la cantidad de autónomos que se quejan de la cantidad de trabajo que tienen y que para ellos no existe el sábado o el domingo.

Todo esto puede ser cierto pero en realidad nadie te obliga a aceptar todo tipo de ofertas de trabajo. Eres tú el que las valora (x horas de trabajo, x ingresos), y por lo tanto debes saber si aceptar un trabajo o no. Si aceptas demasiados trabajos es posible que tus clientes no estén satisfechos.

En resumen, es mejor dos clientes satisfechos que diez insatisfechos no?

Dejar de estudiar y mejorar


Mucho trabajo y poco tiempo, la peor mezcla para un autónomo o freelancer.

La tecnología va adelante, las tendencias cambian, se publican nuevos libros y nuevos modos de hacer (casi siempre mejor) tu trabajo. Cualquiera que no esté al día de los últimos avances, está perdido.

Por lo tanto es importante que dediques tiempo solo para ti y formarte en tus competencias.

Conclusión

En este articulo Fixalo quiere daros algunos consejos para la correcta gestión de tu actividad, sobre todo si acabas de empezar o si estás pensando en dejar tu trabajo por cuenta ajena. Si te encuentras en alguno de estos errores, se sincero contigo mismo e intenta luchar contra ese error. Conoces alguno más? Te ves identificado en estos errores?

10 consejos para ser un buen freelancer

22 noviembre, 2010

1. Valora tus capacidades y destrezas
Mucha gente tiene el preconcepto de que un freelancer es una “versión barata” de un profesional. Que error más grave: Un freelancer es un profesional, que brinda sus servicios de manera independiente. No importa cual sea la rama del trabajo a la que te quieras dedicar, el primer paso siempre para encarar una carrera de freelancer es decirte a ti mismo “yo se hacer esto, puedo servir a la gente para brindar esto otro y voy a hacerlo de la mejor manera”.

2. Establece tu nombre/marca
El hecho de que seas independiente no quita que no debas establecer un nombre o una marca para el servicio que quieras brindar. La gente debe reconocerte rápidamente, más aún, debe recordarte. Si no querés usar tu nombre, busca una marca que sea bien descriptiva con respecto a tus servicios. Definir un logo y un sitio web es una excelente idea tambien.

3. Invierte tiempo en formar redes de contactos
Todo freelancer exitoso tiene dos redes de contactos: clientes y amigos. Ellos se sentirán bien y te recomendarán a otras personas cuando descubran en ti una persona de confianza. Al mismo tiempo, estar en relación con otros amigos que se dediquen a lo mismo que tu, podrás pedirles ayuda cuando no puedas cubrir un trabajo solo.

4. ¡Respeta tu vida!
Todo freelancer comete (o ha cometido) algún tipo de pecado con relación a la gestión de su tiempo disponible. Es verdad que eres libre y no tenés que respetar horarios “de jefe”. Pero vos debés ser tu propio jefe y tenes que organizar tus horarios. El peor error es el de “dejar las cosas para despues” y luego acabar un sábado a la noche adelantando trabajo atrasado. Eso nos ha pasado a todos, pero es absolutamente esencial que lo evites organizando al máximo tu tiempo disponible, ya que sino acabarías sufriendo el exceso de trabajo más que aquel que no es freelancer. Hay que hacer un plan de trabajo y tener claro el numero horas que vas a dedicar. Y, lo mas importante, obligate a respetar esos horarios.

5. Cuidado con tu ambiente de trabajo
Si trabajas brindando servicios desde un ordenador, asegurate de no permitir que el ambiente te afecte. Muchas personas trabajamos en casa, y generalmente los problemas domésticos se nos entrometen a cada rato. Si existe la posibilidad, conseguí una laptop y anda a trabajar a bares, cafes, bibliotecas… o cualquier otro lugar en donde puedas concentrarte en hacer el trabajo que debes hacer. Si no podes tener una laptop, entonces deberás tener una charla con tu familia explicando la situación y solicitando por favor que no te interrumpan por temas que pueden esperar durante tus horas de trabajo.

6. Lo que se pueda solucionar rápido, hazlo ya
Esto ya lo hemos hablado anteriormente en el blog, pero por las dudas lo refrezco. Como freelancer, tendrás cada vez más cantidad de trabajo. Algunos, te pueden llegar a tomar muchas horas; mientras otros se solucionan rápidamente respondiendo un mail o un llamado telefónico, o tecleando unas cuantas palabras. Si dejas las cosas “rapidas” para despues, lo más cierto es que ocupes mucho tiempo en las cosas que te toman más tiempo y termines olvidando las tareas rápidas. Por eso, respeta esta regla: todo lo que puedas solucionar en menos de dos minutos, solucionalo en el momento.

7. No olvides de capacitarte
Los empleados de las empresas generalmente realizan cursos de capacitación para aumentar sus conocimientos y mejorar sus destrezas. Esos cursos son generalmente pagados por sus jefes. Tu no tenes jefe, pero eso no quiere decir que no debas hacerlo. No olvides que todos los mercados actualmente son muy competitivos y cualquier servicio que estes ofreciendo hoy debe ser mejorado por medio de nuevos conocimientos. No olvides destinar una parte del dinero que ganes a capacitarte y así poder brindar mejores servicios a tus clientes.

8. ¿Certificación? ¿Si o no?
Frente al tema de la certificación, mi recomendación es sí: consigue credenciales que demuestren a los posibles nuevos clientes que estas capacitado para hacer un trabajo. Estas credenciales se obtienen de dos formas básicamente: haciendo cursos (y rindiendo evaluaciones) y presentando todos los trabajos anteriormente realizados. De esta forma, los posibles nuevos clientes se sentirán mucho más “tranquilos” a la hora de contratarte.

9. Se tu propio gerente de marketing
Ofreces un servicio. Eres tu propio negocio, y necesitas publicidad. Monta un sitio web, participa en foros, en publicaciones impresas relacionadas con los servicios que brindas, lee el punto dos y hacete “famoso”. Eso te permitirá acceder a un monton de personas adicionales interesadas en tus servicios.

10. Pon tu dinero en el banco, no importa cuanto sea
Algunos trabajos te darán buena paga, otros no tanto. No importa cuanto sea, establece una política de “guardar” todos los ingresos en una cuenta bancaria (la alcancía doméstica no sirve, porque siempre te tienta a sacar el dinero en situaciones en las que no es tan necesario). No guardes el resultado de servicios “pequeños” en la cartera porque lo que termina sucediendo es que el dinero se esfuma quien sabe como.Eso te ayudará a llevar un control mucho más minucioso de tus ingresos, tus gastos y tu efectividad como freelancer.

[Bonus !]
Respeta el valor económico de tus capacidades: No permitas que las personas quieran pagarte menos por un servicio solo por el hecho de que eres independiente. Al principio, no tendrás muchas oportunidades de “pelear” precios. Pero cuando establezcas tu nombre, tu marca y tu cartera de clientes, hacé valer hasta el último centimo del servicio que ofreces. Si te quieren pagar menos de lo que vale tu servicio, se cordial y explicá que no vas a ceder. Aprendé a negociar y a mostrarte como una persona segura de sí misma. Eso, aunque a algunos clientes les “duela” en el bolsillo, siempre hablará bien de ti.

Finalmente, es sumamente importante destacar que uno no se vuelve un “freelancer” exitoso de un día para el otro. Al principio tendrán poco trabajo, pocos clientes y poco dinero. Pero si perseveran y dan el 100% de sí mismos con cada oportunidad, seguramente las cosas saldrán adelante sin inconvenientes. Por eso, no quiero que aquellos que tengan un trabajo de tiempo fijo y no estén conformes con él lo dejen inmediatamente. El secreto es ir de a poco, por etapas, hasta el día que descubras que el dinero que ganas como freelancer es igual o mayor al que ganas con tu trabajo tradicional.

Escrito por: Fixalo

Fuente: Taringa

Afrontando tiempos difíciles: Consejos prácticos

18 noviembre, 2010

Los autónomos y pymes están sujetos a númerosos altibajos en su actividad, siempre hay épocas durante las que todo marcha fenomenal y otras en las que encontrar nuevos clientes es muy complicado por eso Fixalo quiere ayudar a todos los profesionales a encontrar nuevos clientes en internet.

Está claro es que no es fácil saber la situación en la que nos encontraremos todos en unos meses pero esto es una carrera de fondo y nuestra actividad profesional depende de nuestra capacidad para superar tiempos difíciles.

Desde este blog os preguntamos si vosotros ¿creéis que estamos preparados para afrontar los momentos complicados que surgirán en el futuro?

Aquí os listamos algunas prácticas que seguramente puedan colaborar para afrontar la crisis:

1. Nunca dejes de buscar clientes: Hay que sacarle tiempo al tiempo para tratar bien a tus clientes actuales y así mantenerlos para futuros encargos y trabajos. No es fácil pero hay que coger el teléfono y hacer llamadas para captar nuevos clientes. En Fixalo.es ponemos a tu disposición una plataforma simple y gratuita para encuentres a nuevos clientes y aumentes tu actividad. Además es válida para cualquier servicio.

2. Aprovecha el parón para seguir creciendo: No dejes que los parones de trabajo se conviertan en un drama. Con un poco de creatividad y fuerza de voluntad puedes transformar los “tiempos muertos” en un gran impulso para tu actividad  profesional.

3.Ordena tus facturas y actualiza toda la documentación: Adelanta todo lo que puedas con el trabajo administrativo. Suele resultar odioso, es verdad, pero si pones al día tus facturas, contratos, documentación, etc. más adelante, cuando lleguen proyectos, podrás concentrarte al 100% en tu trabajo.

4. Repasa tus objetivos: Aprovecha este momento de calma para recordar/revisar cuáles son tus objetivos a corto y largo plazo: ¿Dónde te gustaría estar dentro de uno a cinco años? ¿Qué es lo que quieres conseguir con tu trabajo? ¿Dónde crees que posicionarás tus productos o servicios en unos años?

5. Descansa y coge fuerzas: Aprovecha porque dentro de poco las necesitarás para estar de nuevo al 100%.